martes, 23 de mayo de 2017

¿Quién es el enemigo?

Todos los sucesos de estos días, y del terrorismo en sí que hace tiempo crece y crece, me ha dado algunas cuestiones a que pensar... Con lo que escribo no buscó ofender a nadie, simplemente expresar varias preocupaciones. Pero antes de empezar me gustaría dejar en claro que no estoy a favor de ningún tipo de violencia.

Ante los ataques de terrorismo, en seguida vemos que hay una gran difusión por parte de los medios. Lo cual está bien, todos merecemos saber lo que está ocurriendo en el mundo. Y las personas que conocen personas que están allí, en la situación, merecen enterarse cuanto antes si la persona que conocen está bien. Pero a la vez siento que la difusión no es igual para todos. Porque entre ayer y hoy no se paró de hablar de Manchester (lo cual está bien), pero ¿Quién habló de Marawi? ¿Quién habló de Bangkok? ¿Quién habló de Dhaka? ¿Quién habló de Jakarta? ¿Quién habló de Lanao del Sur? Ellos también sufrieron ataques terroristas en las últimas 24 horas. ¿A caso ellos no se merecen la misma difusión? ¿Por qué "el mundo" piensa que está bien que algunos países siempre queden olvidados a las horas de hablar de sus tragedias, por qué "el mundo" cree que algunos países merecen lo que les pasa y otros no?

Y todo esto me ha dado mucho a que pensar, y a cuestionarme a mi misma. ¿Por qué existe el terrorismo? ¿Por qué existen guerras "legitimas" y otras no?  Y con esto no busco justificar a nadie, porque yo considero que la violencia nunca es la respuesta correcta a nada. Pero al parecer para muchos si. Y si pensamos viene desde hace miles y miles de años, viene desde nuestra historia... Y eso es lo que me da a cuestionarme todo lo que me estoy cuestionando... Y quizás sea incorrecto, o ingenuo lo que voy a decir, pero creo que gran parte del culpable es el capitalismo. Un modelo económico que promueve la desigualdad social, y la desigualdad genera miseria y violencia. Un modelo que a los países latinoamericanos, africanos y asiáticos nos fue impuesto a la fuerza; primero por mano de la colonización europea, luego con la dependencia que tenemos con Estados Unidos y todavía con Europa. Nos hicieron creer que nuestra forma de pensar y hacer las cosas eran inferiores a las de ellos, y ganaron a la fuerza. Nuestros continentes sufren las consecuencias del sistema: pobreza, hambre, desnutrición, violencia, drogas. Miles y miles de años de ser explotados. Si Estados Unidos y Europa tienen una buena situación de posibilidades de vida es porque viven de "nosotros", viven de explotarnos, de sacar de nuestros países la materia prima y luego obtener más ganancia con los productos industriales que nos venden. Nos impusieron un modelo donde nosotros siempre vamos a ser los perdedores, por más que cueste verlo y aceptarlo. Ellos están bien porque hay otros que están muy mal. Si el mundo quisiera, si cada país quisiera, la pobreza no existiría. Sin embargo existe porque eso es lo que permite sostener el sistema, y permite que haya ganadores, que haya personas que acumulan dinero y poder en cantidades extraordinarias. Lo peor es que hay grupos dentro de los países explotados que avalan eso, para ellos poder ser los ricos de sus países aunque eso signifique que el resto del pueblo sea pobre.
El terrorismo no es la única forma de violencia que existe. La violencia es el mundo injusto donde vivimos. La violencia es que haya gente que muera de hambre, que haya gente que no tenga un hogar, que haya gente que viva en países donde todos los días están en guerra.
Y después nos preguntamos de dónde viene la violencia... Años y años de ser explotados, de ser considerados inferiores, de ser despreciados por tener otras creencias o otras formas de hacer las cosas, de ser olvidados, de ver como cada generación que pasa crece sin oportunidades... ¿Entonces es tan loca esa violencia? ¿Es tan loco que haya personas cansadas, personas que quieran salir de esa situación y la única manera que encuentran para hacerlo es la violencia? ¿Es tan loco que esas personas estén cansadas de que el resto del "mundo" siga eligiendo gobiernos que lo único que hacen es seguir destruyéndolos?
Vuelvo a insistir, no lo justifico, porque no estoy a favor de ningún tipo de violencia. Pero pienso, y pensándolo no resulta tan loco. Porque cuando los países poderosos invaden otros países en nombre de "la paz", eso el resto del "mundo" lo ve que como que está bien, lo ve como que lo hacen por "el bien común". Porque los inocentes de los ataques terroristas todos los vemos, a todos nos duele y pedimos por ellos y para que eso no siga sucediendo. Y no tendría que seguir sucediendo. ¿Pero qué hay de los inocentes de países que son bombardeados en busca de la paz? ¿Qué hay de los miles de inocentes que mueren en guerras sin sentido? ¿Qué hay de los inocentes que viven en países donde sus recursos son explotados y apropiados por otros, quitándoles la oportunidad de vivir bien a ellos? ¿Qué hay de los inocentes que viven en países que son destruidos para que otros puedan hacer pruebas nucleares? ¿Qué hay de los inocentes que mueren de hambre porque sus países son solamente considerados como herramientas para que otros puedan ser ricos? ¿Qué hay de los inocentes que crecen en países donde no hay oportunidades, donde los reclutan para ser soldados desde niños y/o les hacen creer que auto-mutilándose al detonar una bomba van a ser héroes? ¿Por qué nos hacen creer que está bien que haya países que invadan a otros, y el invadido sea el culpable? ¿Por qué muchas veces los primeros en pedir paz y lograr conseguir apoyo mundialmente, después son los primeros en lanzar una bomba en otra parte del mundo "por una buena causa"? Y si seguimos pensando, estoy segura que vamos a  encontrar miles de ejemplos más.

Pero no es así, no se puede buscar la paz con violencia. La violencia no se soluciona con más violencia. Y hasta que todo el mundo no entienda que el ser humanos es justamente lo que nos tiene que unir, y no lo que nos tiene que separar, no creo que podamos avanzar mucho. Nadie se merece perder su vida por culpa y/o decisión de otra persona. Nadie tendría que tener esa clase de poder, esa clase de derecho sobre nuestra propia vida.
Y quizás la clave para pensar en la no violencia sea empezar a pensar en igualdad. Igualdad en términos de equidad, en términos de que todos tengamos las mismas oportunidades de vida. Empezar a pensar proyectos de países y de mundo donde la inclusión y los derechos sean algo concreto, y no sólo algo formal. Empezar a pensar un mundo donde la mayoría no sea explotada por una minoría.

Es hora de entender que todos somos humanos y eso en cierta forma nos hace iguales. No importa nuestra nacionalidad, no importa nuestro color de piel, no importa nuestra religión, no importa nuestra orientación sexual. Todos somos humanos y todos merecemos ser tratados como tales, todos merecemos vivir en paz. Ojalá algún día dejemos de lado las diferencias, y podamos comprender de una vez que la mejor manera de cambiar las cosas es por medio de la PALABRA. Aún si la palabra es más lenta y ante los ojos tiene menos poder de efecto que la violencia, que las armas, que las bombas; la palabra humana es lo que vale, es lo que viene de nosotros mismos, de nuestro interior. Las voces humanas es lo que podemos escuchar por sobre todo los demás sonidos, porque es lo que viene de nosotros mismos.
"Aún el más pequeño susurro puede ser escuchado cuando está diciendo la verdad."

Paz y Amor para el mundo, por favor.