domingo, 4 de enero de 2015

A través de las grietas

Todos nosotros estamos agrietados. Como si cada uno de nosotros comienza siendo como una vasija hermética y luego se rompe.
Y estas cosas pasan. Estas personas nos abandonan, o no nos quieren, o no nos entienden, o nosotros no los entendemos, y nos perdemos y fallamos y nos herimos unos a otros. Y la vasija comienza a agrietarse en algunos lugares. Y quiero decir, sí, una vez que a la vasija se le abre una grieta, el final se vuelve inevitable. Una vez que empiece a llover dentro, nunca será remodelado. 
Pero está todo este tiempo entre el momento en que las grietas comienzan a abrirse y cuando nos caemos a pedazos.Y es sólo en ese momento que podemos vernos unos a otros, porque nos vemos a nosotros mismos a través de nuestras grietas y dentro de los demás a través de las suyas. 
¿Cuándo nos vimos uno al otro cara a cara? No fue sino hasta que viste por mis grietas y yo vi por las tuyas. 
Antes de eso, estábamos viendo las ideas del otro; como mirar la cortina de tu ventana, pero sin llegar a ver el interior. Pero una vez que la vasija se agrieta, la luz puede entrar. Y la luz también puede salir. 

8 comentarios:

  1. ¡Hola Paula!

    Nunca había visto las cosas de la manera en que las describes acá, sino que suelo pensar es en las máscaras que todos llevamos: Entre más dolores y decepciones tengamos, más máscaras nos ponemos encima para que nadie vea el sufrimiento ni el verdadero "yo". Tu entrada me ha puesto a pensar porque lo de las vasijas y las grietas también es posible y aunque se entiende que entre más agrietada esté la vasija es mejor (entre más decepciones, mejor), el concepto me gusta mucho. Me gusta que de esa forma nos podamos ver en verdad los unos a los otros y me gusta que la luz pueda comenzar a entrar... Después de todo las tristezas nos hacen aún más humanos, menos indiferentes de las personas y las cosas que hay a nuestro alrededor.

    Muy buena entrada, ¡un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Gracias por tu comentario. Yo tambien he pensado lo de las mascaras muchas veces y considero que es verdad. Pero supongo que todo es desde la perspectiva que se lo mire. Las personas podemos usar mascaras para no dejar ver el dolor que llevamos con nosotros, pero a su vez alguien que conoce el dolor es posible que pueda reconocerlo en los otros como lo de las grietas. El dolor es parte la existencia humana, esta en nosotros elegir como llevarlo.
      Abrazo! <3

      Eliminar
  2. Hola Paula. ^_^.

    A mí me has hecho pensar en las muñecas matrioska, donde unas muñecas tapan a otras hasta llegar a la última. Con las vasijas pasa igual, cuando una vasija se agrieta, acaba por romperse y de esa experiencia, nacerá otra vasija que el tiempo se encargará de probar su fortaleza. Y creo que lo que de verdad se agrieta es el tiempo que dura nuestra experiencia. Por ejemplo, cuando un amor se termina, porque la vasija se ha agrietado, nace otra vasija férrea que no deja pasar ningún tipo de emoción por la tormenta reciente. Ese período de tiempo que transcurre desde la primera grieta a la explosión final, es lo que podemos considerar como una vasija. O la muñeca matrioska matriz. Se rompe y empezamos un periodo nuevo. Luego todo va fluyendo y la vida nos pone en situaciones nuevas que pueden quebrar la vasija del presente. Quizá lo consiga, quizá no, pero seguramente, algo cambie. Y así hasta el momento que dejemos de existir, hasta el momento que se rompa la última vasija y sólo quede el recuerdo, que, irónico, te hace ser muy bueno, cuando ya no eres nada.

    Un besito grande, guapísima. Que tengas un día lleno de sueños cumplidos, cosas bonitas y alma sin grietas ^_^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanjo! Gracias por tu comentario. Me gusto tu comparacion con las muñecas matrioskas, es otra manera interesante de pensar el asunto. Es punto es que todo cambia y nos cambia.
      Besos :)

      Eliminar
  3. ME ENCANTO.. Ademas aunque queramos a esa persona siempre pasa que nos abandona y no podemos hacer mas que mirar como llegan y se van ciertas prsonas..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos nos abandonan. Triste, pero real.

      Eliminar
  4. Hola mi querida paula :)
    Siempre tus entrdas me dejan con unas ganas de ser mas feliz, ganas de saber mas, ganas de ser mejor. Eesta entrada es preciosa; y yo creo que las personas que tienen grietas son las mas bonitas.. y eso de vernos a nosotros mismos.... que bello!
    Te mando un besito en cada cachete guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que mis entradas te dejen con ganas de ser mas feliz <3 Yo tambien creo que las personas con grietas somo mas bonitas, tal vez sea poroque el sentir el dolor nos da cierta capacidad de ser mas empaticos con los demas, mas "humanos".
      Beso grande y abrazo :)

      Eliminar