sábado, 28 de junio de 2014

Perdón

Perdón por ser tan aburrida. Perdón por nunca saber que hacer, ni que decir. Perdón por rechazarte y hacer que te alejes de mí. Es que... Soy un desastre y no sé como hacer para arreglarme. Simplemente necesito tiempo y espacio. Pero también te necesito, perdón. Perdón por decir tantas veces perdón.



domingo, 22 de junio de 2014

Porque sí...

Y reís, porque sí. Y el mundo es un desastre y seguimos perdiendo gigantes, y pensás que un día quizás la mediocridad gane definitivamente la pulseada pero, qué va, te reís igual. 
Y sonreís, porque sí. Y refresco y el sol está de asueto y la ropa por lavar se sigue apilando y nada importa tanto, al fin y al cabo, como para borrar las sonrisas y hacer de la vida algo peor. 
Y bailás, porque sí. Y nada tiene que ver con nada y ninguna de las cosas importante tienen explicación y reaccionás ante la maravilla de que, a veces, no hagan falta palabras. 
Y callás, porque sí. Y te encanta la canción y podrías cantarla a los gritos pero preferís dejar la garganta dormida un rato más y escuchar la superposición de sonidos que te rodea.
Y sos, porque sí. Y sos alegría y preocupación, y música y silencio, y una y muchas, y ayer y hoy, y piel y emociones, y sueño y vigilia... Y sos todo lo que siempre sos pero, ahora, a consciencia.       



jueves, 12 de junio de 2014

Paradoja

Soy una paradoja. Quiero ser feliz, pero constantemente me encuentro pensando en cosas que me ponen triste. Soy ambiciosa, pero a la vez me cuesta mucho tomar decisiones sobre las cosas que quiero hacer. No me gusta mi forma de ser, pero a la vez no podría ser de otra manera. Busco la atención de los demás, pero la rechazo cuando la consigo. Soy conflictiva y estoy llena de contradicciones. 
Si ni siquiera yo puedo entenderme, no es posible que otro pueda hacerlo.