martes, 27 de mayo de 2014

En medio de tanta inmensidad

El corazón late, el cerebro piensa, los músculos se mueven, la sangra circula, los ojos miran, la boca habla; y yo sigo viva en medio de tanta inmensidad. 
Me hago chiquitita y me aturde el ruido de las guerras, me duelen nos números del hambre, me cansan las hipocresías, le tengo miedo al poder, me lastiman las mentiras; y yo sigo viva en medio de tanta inmensidad. 
Me compacto en mi historia y escucho sobre conquistas, me informo sobre masacres, estudio las represiones, descubro invasiones; y yo sigo viva en medio de tanta inmensidad.
Me enredo en mi minúscula vida, me hago grande adentro mío y ya no entro en mi propio pecho. Me pesan los demás, me pesa la adultez y el paso del tiempo. Me pesan las inquietudes y los miedos. Me pesa el dolor, me pesa la intolerancia, me pesa. Me pesa, me achica, me duele y sigo viva.
Ya entendí que de chiquita mame amor, que jugué a la vida sin siquiera saber que podía no existir, que nací en risas y emoción, que me cantaba la voz de la esperanza y que mis cuentos no estaban hechos más que de luz. Ya entendí. Entendí también que mame peleas y gritos, también jugué a que mis viejos me amaban, también nací en la lucha contra la desilusión, también me canto la voz de adiós y mis cuentos también me contaron historias de oscuridad. Y yo sigo viva en medio de tanta inmensidad.
Yo sigo viva en medio de tanta inmensidad como mucho que elegimos caminar, gritar, cantar. Que el mundo es lo que es, de eso no hay duda. La duda es como somos a su vez. Me cuesta entender como es que a la vez que duele puede arder amor, como es que a la vez que explota puede brillar, como es que uno vive en medio de tanta inmensidad.
Me refugio en la mirada de ese que no me conoce, me hago grande en la voz de ese que le regale hasta mi nombre, me enternezco con la risa de esa que camina de mi mano, me confío de los ojos de aquella que supo llamarme hermana, guardo inocencia en los juegos de mi patio, recojo ternura de los mates y escondo esperanza en las canciones del corazón. Y sigo viva en medio de tanta inmensidad.

lunes, 19 de mayo de 2014

Criatura Emocional

Hola, ¿cómo estan? Espero que bien.
Les quería contar que el Domingo fui a ver una obra al teatro que se llama "Criatura Emocional". La verdad me pareció increíble. Creo que todas las adolescentes y jóvenes de hoy en día deberían mirarla, porque tiene un gran mensaje crítico sobre nosotras. 
"Criatura Emocional" nos invita a descubrir a través de irreconciliables diferencias culturales, aquello que todos los jóvenes en cada rincón del mundo tenemos en común; La pasión en estado puro, la necesidad de ser aceptados y el imperioso derecho a poder expresarse.
Ya que me gusto tanto les comparto una de sus canciones.



No vas a torcer mi destino,
no vas a cambiar lo que soy.
Soy el más emocionar, irracional,
intenso ser vivo.
No vas a callar mi voz,
ni mi canción.
Así me siento fuerte,
estoy presente,
me pongo al frente y soy mejor.
No vas a torcer mi destino,
no vas a cambiar lo que soy.
Soy el más emocionar, irracional,
intenso ser vivo.
No vas a callar mi voz.
Es algo esencial,
es muy simple.
Todo lo que puedo hacer,
si soy realmente libre.
No me pidas que no llore,
que me calme, que no exagere,
que sea razonable.
Yo soy una criatura emocional.
Así es como nació el mundo.
Así es como poliniza el viento.
No le pidas al océano Atlántico que se comporte.
Es algo esencial,
es muy simple.
Todo lo que puedo hacer,
si soy realmente libre.
No vas a torcer mi destino.
Es algo esencial,
es muy simple.



jueves, 15 de mayo de 2014

Difícil de entender

Mi planeta es la luna, de ahí mi carácter lunático. La posición de la luna y su forma afectan mi estado de ánimo y mi actitud cambia como las mareas. Puedo estar riéndome a carcajadas como si no habría un mañana, o llorando sumergida en la más profunda depresión. Mis estados de ánimos suelen ser contagiosos, ya que logro transmitir lo que siento.
En ocasiones me vuelvo sensible y calculadora ante la vida, ante las personas y ante a mi misma. Me puede llegar a irritar absolutamente todo o nada. Desconfío de la vida porque tengo miedo al dolor, y muchas veces prefiero atacar antes de ser atacada. Puedo ser la persona más feliz en un momento de mi vida, pero en cuanto me ahogo en un problema maldigo mi presente. Me quejo y me voy hacia las profundidades sin frenos. Al rato, cuando he tocado fondo, me recupero y probablemente vuelva a normalidad como si nada hubiera ocurrido. Todo se trata de extremos conmigo.
Soy sensible, pero eso no significa que sea débil, y por eso es fácil que me hieran rápido. Basta con una mala contestación o una mirada, para hacerme sentir mal. No soy de las personas que lloran fácil, pero cuando lo hago mis lágrimas siempre son sinceras. Cuando me siento herida, es difícil que vuelva a la normalidad de un día para el otro. Pueden pasar días buscándome y no me van a encontrar. Cuando estoy triste, afligida o desesperada, no busco estar con nadie, necesito soledad para poder regenerarme poco a poco.Me hes muy difícil olvidar las cosas malas que me han hecho o me han dicho. Perdono, pero nunca olvido. Si en algún momento sale a la luz algo del pasado, lo puedo recordar como si lo acabara de vivir. Soy capaz de reabrir cualquier asunto, porque para mí nada está cerrado definitivamente. 
Mi cara es el reflejo de mi alma. Tengo mil y  una expresiones para mostrar. Mis expresiones siempre van a ir de la mano de mis emociones. Con una sola expresión puedo mostrar lo que siento; ya sea dolor, alegría, paz, tristeza. Mis formas son incontrolables, tanto en mi rostro como en mis acciones.
Soy curiosa e imaginativa en exceso. A veces puedo mezclar sueños con realidad. Puedo quitar importancia a cosas necesarias o poner importancia en tonterías.
Normalmente las personas, al conocerme, suelen confiarme sus secretos más íntimos. Al ser empática y poder ponerme en el lugar del otro, las personas suelen buscarme para desahogar sus problemas. Yo, en cambio, pocas veces hago lo mismo. No me gusta hablar de mi vida y de mis problemas. Prefiero escuchar a los demás. Además no me gusta juzgar, sino aprender y entender al otro. 
En muchas ocasiones, soy de los que arriesga sin temor a nada. Me lanzo aunque sepa que voy cuesta abajo y sin frenos, y no miro a los costados antes de saltar y eso a veces mata. Pero yo tengo que intentarlo todo. Después de todo, no hay mucho que perder, ¿No? 
Nada esta claro conmigo. Un poco caótica y difícil de entender. Si, así soy yo.


domingo, 11 de mayo de 2014

Las pequeñas cosas

Un día alguien me dijo, vivamos disfrutando siempre de las pequeñas cosas de la vida. 
Vive por ver los amaneceres de las cinco de la mañana y los atardeceres de las cinco de la tarde, donde veras colores que usualmente no pertenecen al cielo.   
Vive por el placer de recorrer caminos en bicicleta, con los auriculares haciendo sonar tu música favorita y el viento rozando cada centímetro de tu piel.
Vive por esos días donde nos encontramos rodeados de personas que nos quieren, y nos hacen sentir que el mundo no es tan frío y duro.
Vive por las pequeñas cosas porque ellas son las que marcan la diferencia. Porque saber apreciar las pequeñas cosas, es apreciar la vida. Esto es lo que realmente significa estar vivo.


martes, 6 de mayo de 2014

Demi ♥

¡Hola blogeros! ¿Cómo estan? Espero que muy bien.
Como algunos sabran, soy fanática de Demi Lovato. Les quería contar que recién llego de su recital y fue MUY HERMOSO!!! ¡¡¡ESTOY MUY FELIZ!!! ¡LA AMO TANTO! ¡La tenía super cerca, todavía no puedo creerlo! Es tan linda y canta tan bien en vivo <3 Y todas las palabras inspiradoras que dice me llegan al alma. 
Bueno, nada, quería compartir esto con ustedes porque para mí poder haberla visto fue como cumplir un sueño. Les dejo un par de fotos (perdón por la mala calidad de la cámara de mi celular).
Besos!