sábado, 27 de diciembre de 2014

¿Fiestas?

1, 2, 3... Cierro los ojos y respiro. ¿Qué pasó para que las fiestas dejen de entusiasmarme? Sé que para la mayoría navidad y año nuevo son sinónimo de alegría, pero para mi no. Hace varios años ya no. En mi familia las fiestas son sinónimos de peleas y quilombo. Y yo cada año me pregunto, ¿Cómo llegamos a esto? Y sin embargo la esperanza de que este año va a ser distinto siempre está, pero al final algo lo arruina. 
¿Se habrán olvidado que las fiestas es compartir y estar en familia? ¿Se habrán olvidado que lo que importa es el hecho de que estamos juntos? ¿Por qué cada vez nos separamos más en vez de acercarnos? ¿La fiestas no deberían unirnos? 
Ya no hay árbolito por armar, ahora compramos uno hecho. Ya no hay mesa larga con muchos platos, ni muchas sillas porque no somos muchos. Ya no hay risas, ya no hay cantos. Ya no hay lucesitas de colores, ni estrellitas, ni velas para pedir deseos... 
Y me dije no importa cuantos seamos, mientras todavía seamos algunos. Lo que importa es los que estamos presentes. Compré un rompecabezas, me puse un gorro de Papá Noel y hice jugar a mi familia el juego del regalo. La idea del juego era que podamos hacer algo todos juntos, compartir el momento. Tal vez pensaba que mi familia al igual que un rompecabezas, tendría que volver a armarse para poder estar bien. 
Cuando me imagino las fiestas me imagino a toda la familia junta. Mucho ruido, ese ruido lindo que hay cuando se comparte. Me imagino los recuerdos de mi infancia. Me imagino a mis tíos, a mis primos, a mis abuelas. También me imagino las familias que tuve la posibilidad de conocer en las misiones a las que fui. Porque con ellos aprendí lo que es compartir. Con ellos aprendí que la felicidad se hace con las personas con las que uno está y no con las cosas que se tienen. 
Ojalá algún día los recuerdos de mi infancia vuelvan a ser posibles. Porque lo único que se en esté momento es que todos volvieron a pelearse. El rompecabezas lo hicimos por partes cada uno por separado. Recién está noche lo terminé de hacer con mi hermana. Y ahora volverá a estar guardado en un caja y muy pronto será olvidado...

14 comentarios:

  1. Hola Pau :)
    Jo, qué entrada más triste, pero qué cierta. Me has conmovido, lo cierto es que parece que cuando maduramos los demás dejan de esforzarse por hacerte feliz, y no pueden contener su sed de discusiones, sin pararse a pensar en lo que los otros sienten :(
    Espero que este texto reflexivo no sea una reflexión sobre tus navidades y que lo estés pasando fenomenal.
    Besos y recuerda que eres genial, y no te hundas, que si los demás quieren amargarse estos días, que lo hagan pero que no te afecte <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el animo <3 Y si, al parecer cuando vamos creciendo vamos notando cosas y quedando atrapados en peleas o discusiones de adultos que antes no pasaba.
      Espero que hayas pasado unas hermosas fiestas :)
      Besos!!

      Eliminar
  2. A veces se tintan fechas especiales de sentimientos idilicos que no son tal ni capaces de soterrar lo que en vendad envuelve todo lo demás... Se les da una connotación a muchos días que hacen que afloren sensaciones, al verse y acumular tras tiempo cosas que se van callando. Un abraz e intentemos sacar lo mejor de cada día todos los dias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es verdad, a veces en esas fechas que se les pone cierta carga especial es donde salen a relucir mas cosas.
      Gracias por tu comentario <3

      Eliminar
  3. A ver, Paula. Aquí no escribiré mucho porque me resulta difícil darte una opinión sobre este tema sin que suene a consejo y no me gustan los consejos, creo que un consejo que yo pueda darte, sólo vale para mí y para ti puede ser lo peor del mundo. Prefiero que las personas decidan por sí mismas qué es lo mejor y lo peor para su forma de vivir.

    Pero sí te puedo decir que la palabra "fiesta" es sólo un añadido de excusa para hacer algo que se puede hacer cualquier día y a cualquier hora. ¿Por qué esperar al 24 de diciembre si podemos vernos el quince de junio? ¿Por qué, si queremos vernos, no lo hacemos y quedamos, y armamos rompecabezas, o soplamos velas, o miramos estrellas mientras pedimos deseos? ¿Por qué no lo hacemos y lo hacemos el día que queramos sin que tenga que haber una ocasión especial? ¿Qué tiene el 24 de diciembre que no tenga el cinco de marzo?

    Y habla alguien que dejó a su hijo con la familia de su madre la tarde del 24 de diciembre y pasó esa noche y el día de Navidad completamente solo. Y sólo fueron días más. Sin agobios de que lo "correcto" es seguir una tradición... una tradición que posiblemente, sea otra invención de los humanos que necesitan programarlo todo y no se dejan llevar por sus deseos. ¿Fiestas? Cualquier día que despertemos es una fiesta. Un día más de vida es una fiesta. ¿Por qué no hacer todas las locuras del mundo mañana? Yo las haré, y bueno, ya que estamos, te diré que tengo entrevista en la radio y televisión local para hablar de mi libro, y sí, lo tomaré como una fiesta para poner el entorno patas arriba, como hago cada día aunque luego la noche del 24, tenga que pasarla solo porque sencillamente, no hay otra opción.

    Un besito, preciosa. Y que tengas una noche llena de sueños cumplidos y cosas bonitas. Y una semana que comienza mejor todavía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanjo!! Gracias por comentar siempre con tanta dedicacion, tus palabras suelen darme cierta calma cada vez que leo algo tuyo.
      Entiendo lo que me decis de que no hay que darle solo importancia a un dia o a una fecha, sino que lo que importa es siempre el dia a dia. El problema que a mi me pasa es que en mi familia siempre hay peleas, entonces por lo menos uno espera que en ocasiones especiales podamos comportarnos y compartir el momento.
      Gracias! Te deseo todo lo mejor!! <3
      Besos :)

      Eliminar
  4. No sé ni que decir porque aunque siento que estas épocas no son lo mismo que antes, tampoco siento ni he vivido lo que tú mencionas acá.

    Es verdad que a medida que crecemos la emoción infantil por la Navidad se va perdiendo, y a veces encontramos más razones para estar tristes en vez de felices porque se han muerto seres queridos, porque otros no están cerca, etc., pero aún así tenemos que aprender a mirar lo bueno y recordar con cariño lo pasado. En verdad desearía poder decirte que deseo que tus recuerdos de la infancia vuelvan a ser reales, pero eso no es posible. La vida cambia, nosotros cambiamos, pero lo bueno es que somos criaturas que se adaptan fácilmente. Tu familia y tú necesitan volver a encontrarse los unos con los otros y crear recuerdos y tradiciones nuevas que sean igual de felices a las anteriores. Sinceramente espero que eso pueda suceder.

    Un abrazo y espero que en este mismo momento estés fenomenal <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! La verdad tu comentario me dejo pensando mucho, porque creo que tienes razon en lo que me decis. Las cosas y las personas cambiamos. Mi familia necesita volver a encontrarse. Y los recuerdos y tradiciones, siempre esta bueno que haya nuevas para disfrutar!
      Besos <3

      Eliminar
  5. Hola ^-^
    Para mi este año estas fiestas no son motivo de alegría, ya que el día de navidad se murió mi abuelo y a partir de ahora no celebraré las fiestas con tanta alegría como antes :S
    Un beso enorme :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento mucho tu perdida. Se lo dificil que es que alguien que uno ama se muera en una fecha especial. Muchas fuerzas y paz a vos y a tu familia!!!
      Saludos!

      Eliminar
  6. Holaaa:D!
    Feliz año nuevo..
    La verddad es que el fin de año para mi es de lo mas aburrido con mi familia, nunca hacen nada..Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Feliz año para vos tambien! Que lastima que tu familia no lo festeje. Espero que con quien sea que lo festejes lo hayas pasado de maravilla. A veces la familia son las personas que nosotros elegimos, y no con los que compartimos genetica.
      Besos!!

      Eliminar
  7. Se lo que se siente... A pesar de no haber tenido tanto quilombo como tu, si que puedo decir que he pasado por algo similar. Este año me he ido fuera a estudiar, y pensé que al volver a casa las cosas serían perfectas (y más en navidad). Las peleas en casa han sido las protagonistas estas fiestas, han alcanzado tal fama que cada uno hace su vida... a excepción de mi (la neutral). No obstante, he tenido buenos momentos familiares y tambien con los amigos; por lo que me voy a quedar con eso. Se que es triste que en tu propia casa la gente viva como unos desconocidos, pero este nuevo año lo he empezado mentalizándome de que ya basta de hacer felices a los demás, porque mientras intento hacerles feliz no me doy cuenta que son ellos los que acaban conmigo. DISFRUTA DE ESTE AÑO PRECIOSA, POR TI!

    - sonríe eternamente -

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Lena :) Parece que las peleas en las fiestas es mas comun de lo que pensaba, tal vez sea que todos andamos medio sobrecargados en estas epocas o no se. Me gusta tu consejo y voy a intentar seguirlo porque creo que es precisamente lo que necesito.
      Que seas muy feliz siempre!
      Saludos (:

      Eliminar