viernes, 7 de marzo de 2014

Así...

De tanto perder aprendí a ganar... De tanto llorar se me dibujo esta sonrisa. Conozco tanto el piso que sólo miro el cielo. Toqué tantas veces fondo que cada vez que bajo ya sé que mañana subiré... Me asombra tanto como es el ser humano, que aprendí a ser yo misma. Tuve que sentir la soledad para aprender acompañarme... Intenté ayudar tantas veces a los demás, que aprendí a esperar a que me pidan ayuda. Hago sólo lo que debo, de la mejor forma que puedo y los demás que hagan lo que quieran. Vi tantas liebres correr sin sentido que aprendí a ser tortuga y apreciar el recorrido... Y lo más importante... Estoy aprendiendo a ser feliz con las personas que realmente me hacen bien con solo una sonrisa.


8 comentarios:

  1. Qué bonito Paula!!! ^^
    ¡Muy bien hecho!!!

    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Precioso, Paula. Sensible, va directo al corazón. Besitos y ánimo, guapi.

    ResponderEliminar
  3. Genial bonita, me quedo con esto
    "Toqué tantas veces fondo que cada vez que bajo ya sé que mañana subiré"
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Que bueno que te haya gustado esa frase <3

    ResponderEliminar
  5. Muy bien dicho. Eso que estas tomando en la foto, me llamo mucho la atención :)

    ResponderEliminar