jueves, 31 de marzo de 2016

Es esencia...

Ya no se trata de mirar: hay que romper la fisonomía del espacio; No es cuestión de escuchar: hay que disputarle el sentido al sonido; ni siquiera es cuestión de tocar, de acariciar, o de rozar: hay que pulverizarse las manos. 
Y es que no tenemos tiempo: tenemos piel.
Por suerte.

lunes, 21 de diciembre de 2015

Caos

Las personas fueron creadas para ser amadas.
Las cosas fueron creadas para ser usadas.
La razón por la que el mundo está en caos
es porque las cosas están siendo amadas
y las personas están siendo usadas.

jueves, 15 de octubre de 2015

Mi relación con los libros

Algunas veces leo un libro y siento un extraño afán evangelizador, y estoy convencida de que éste desastroso mundo no se recuperará hasta que todos los seres humanos lo lean. Grito el nombre a los cuatro vientos, obligo a las personas cercanas a mí a que lo lean, lo recomiendo a todo aquel que está buscando algo que leer.
Y luego están los libros especiales. Los libros que se graban en mi alma con tanta fuerza, que no los puedo hablar, ni compartir con nadie. Porque no puedo explicar que es lo que hizo que ese libro me movilizará tan intensamente. Son libros especiales, escasos, y tan míos... que revelar el cariño que les tengo parece una traición.

sábado, 15 de agosto de 2015

...

A veces el mundo puede parecer demasiado oscuro como para soñar en colores, pero sin embargo he visto flores florecer en el medio de la noche. También he visto cometas volar en medio del cielo gris y oscuro, luciendo tan brillantes como los rayos del sol del amanecer. A veces se necesitan las alas más heridas, las cosas más rotas, para poder notar lo fuerte que es la brisa, para poder apreciar que tan precioso es el vuelo.

martes, 9 de junio de 2015

¿Intervenir o dejar hacer?

Cuando algo nos llama la atención hay que intervenir me dijeron. Pero, ¿Es así? ¿Uno tiene el derecho o la obligación de intervenir cuando considera que algo está mal? 
Intervenir o dejar hacer, dos opciones diferentes con consecuencias diferentes. Si no intervenís, tenes que aceptar que todo sigue igual. Pero, si decidís intervenir, tenes que aceptar las consecuencias. 
Si, pero no. ¿Debería hacer algo? Si. pero no me animo. ¿Debería cambiar algo? Si, pero no puedo. Llega un momento en que esas justificaciones no son suficientes, no nos alcanzan. Finalmente uno entiende que hay que intervenir.
Intervenir para romper con la inercia. Intervenir para que algo cambie. Intervenir para perder el miedo. Intervenir para salir del punto muerto, tirarse de cabeza, nadar en nuevas aguas, desconocidas, menos seguras, pero distintas.
Intervenir es decidir, es poner un dique y desviar un río, es cambiar el curso de las cosas. Intervenir es un antes y un después, una vez que lo hiciste no sos el de antes. Porque una intervención, por más pequeña que sea, puede hacer grandes cambios. 
Porque para que ocurra algo diferente, hay que hacer algo diferente. 
No da lo mismo hablar que callar. No da lo mismo decidirse que dudar. No da lo mismo actuar que acatar. No da lo mismo rebelarse que agachar la cabeza. No da lo mismo jugarse que vivir con miedo. No da lo mismo unirse que estar aislado. No da lo mismo meterse que no meterse. No da lo mismo luchar que dejarse vencer. No da lo mismo intervenir que dejar hacer.  

domingo, 31 de mayo de 2015

Clean

Tal vez perdiste a alguien que nunca habías pensado que ibas a perder. Tal vez te perdiste a vos mismo, lo que es incluso peor.
Cuando tengas malos días en los que simplemente no puedas levantarte, espero que puedas mirarte al espejo y recordar quien eres y quien no eres.
No sos tus errores. No estás dañado para siempre o sin humor para enfrentar los intentos fallidos. No eres la opinión de lo que las personas piensan de vos, incluso si las opiniones son de personas que te conocen.
Eres el producto de las cosas que vas experimentando y aprendiendo.
Atravesar cosas terribles te hace ser más sabio.
Sos la persona que sobrevivió a pesar de las tormentas y siguió caminando.
Y creo, que haber atravesado muchas tormentas, es lo que te hace finalmente estar limpio.

sábado, 9 de mayo de 2015

Humanos

Se supone que tenemos que sentir. Se supone que tenemos que amar. Se supone que tenemos que odiar, lastimar, ser lastimados, hacer duelo. Se supone que tenemos que rompernos y destruirnos. Y se supone que nos reconstruimos para volver a ser destruidos. Vamos a estar bien. Vamos a sobrevivir. Eso es ser humano. Esa es la humanidad, eso es lo que se siente estar vivo. Y eso es lo que cuenta, lo que hace que todo tenga sentido y valga la pena... ¿O no?